El número de personas que buscan en la web el término “varita mágica” es prácticamente el mismo que los que teclean “barita mágica”. Es un dato real, no una suposición. Pero no pasa nada: lo escribas mal o lo escribas bien, el resultado de la búsqueda es el mismo en ambos casos.

Y es que el posicionamiento online funciona así. Si son muchos los que lo dicen, tendrán razón. Lo que importa es la cantidad, no la calidad. Dame un millón de likes y llámame tonto.

Pensándolo bien, más que una excepción, es el signo de los tiempos: la RAE decidió eliminar la tilde de “sólo” porque los que no sabían aplicar la norma eran más que los que la usaban correctamente. Y, ojo, no se te ocurra señalar un error o una falta de ortografía. Hoy en día, está muy mal visto y es de mala educación. True story.

Pero no estamos hablando sólo de lenguaje. ¿Qué me dices de la de veces que lees al día frases sobre lo wonderful y especial que eres, lo importante que es aceptarse y quererse a uno mismo y que nunca dejes que nada ni nadie cambie tu forma de pensar? Oye, que es cojonudo cuando te lo dice a ti y solamente a ti alguien que te conoce. Pero cuando se trata de un mensaje genérico destinado para todo el mundo pues qué quieres que te diga. ¿Un racista es wonderful? ¿Un maltratador no debe cambiar su forma de pensar? O por el amor de Dios… ¿En serio todo el mundo debe aceptarse y quererse a sí mismo tal cual es? ¿Hasta Rodrigo Rato?

No cambies. No estás equivocado. Siempre tienes la razón. Haz caso a tu móvil : si buscas información sobre lo gilipollas que es Trump, te sugerirá todos lo días cada vez más noticias sobre cómo sus decisiones disparatadas sólo son comparables a las del III Reich. Si muestras interés por la incompetencia de Pedro Sánchez, en unos días tu pantalla estará cuajada de datos que demuestran que el tío se va a cargar España él sólito. Si te preocupa el procés, Siri, Google o Alexa te amamantarán diligentemente con artículos que corroboran sin ningún género de dudas que toda la culpa es de los españoles o de los catalanes (dependiendo de en qué bando estés, claro). Y si alguna vez has cometido el error de darme un like en Facebook, estarás leyendo esta jodida paja mental de domingo por la tarde.

Puedes ser terraplanista, ultraderechista, marxista-hegeliano, creacionista o creer a pies juntillas que el hombre jamás pisó la luna. No pasa nada. Tu dispositivo móvil, día a día, te irá rodeando de una realidad hecha a tu medida en la que todo el mundo piensa como tú y sólo tú tienes la razón. Tus periódicos online, tus grupos de Facebook y WhatsApp, tus followers de Insta, tus canales de YouTube. Tu mundo. Tu puto mundo en el que nada ni nadie que no piense como tú encaja.

Vamos camino de una sociedad en la que cada uno viviremos encerrados en nuestras respectivas realidades y no habrá lugar para el diálogo; sólo para el enfrentamiento y el exabrupto. Una sociedad que nos anima a reafirmarnos en nuestros errores y a permanecer perfectamente compartimentados, sin mezclas ni cosas raras. Una sociedad en la que da igual si estás equivocado, siempre que hayan más que también lo estén. Disfruta de ella y dale muchos likes. Se lo merece.

Y si aún te estás preguntando si se escribe “varita” o “barita”, hazme un pequeño favor: vete a tomar por el culo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s