Textos escritos para concursos, meros ejercicios de estilo o historias breves dibujadas con urgencia que salen de ese lugar en la boca del estómago cuyo emplazamiento exacto sólo conocen los que escriben por el puro y simple placer de hacerlo.

Elige tu relato:

Shorai

Flotan como dos minúsculos satélites en el recinto del puente de mando alumbrados por el candor fantasmagórico de las luces de emergencia. Fuera, la nada y el todo a los escasos veinticinco centímetros de distancia del grosor del fuselaje que los separa del frío y la soledad infinita del espacio. De repente, el sistema de…

Especie Invasora

“Ya vienen.” La frase se queda grabada con tanta claridad en su mente que, por unos instantes, no está seguro de si la ha llegado a decir en voz alta. Nadie habría notado la diferencia, en cualquier caso. Todos están muertos. Es el único superviviente entre las ruinas del puesto de mando. Sentado ante el…

Nuestra Canción

El transistor suena, como siempre, olvidado en la repisa de la ventana. Al principio, absorta en sacar la costra de grasa de la sartén, ni me doy cuenta. Pero enseguida identifico los acordes. Mi mano deja el estropajo y, mientras se empapa de agua jabonosa de la pila, ya no me cabe la menor duda:…

Tierra de Nadie

Las dos vallas corren paralelas dejando una estrecha franja entre ambas. No hay mejor imagen que defina la expresión tierra de nadie como esta extensión de terreno salpicada por las más variopintas ofrendas que los que la cruzan con premura olvidan en su carrera: un pañuelo sucio de sangre y polvo, monedas – de diversos…

El Préstamo

“Pero, mamá, ¿ése no era tu vestido favorito?” Alza la cabeza, su mano enlazada a la mano adulta, el raído abrigo cerrado a cal y canto y dos vueltas de bufanda al cuello. La madre hace como que no oye, esboza un cansado “vengavamos” y tira firme pero suavemente del brazo de su hija. Ambas…

Tiros Libres

Como Bodiroga. Así solía lanzar siempre los tiros libres: dos botes, agachándose, sacando mucho el culo y luego un lanzamiento suave con todo el cuerpo acompañando al balón en su movimiento. A veces entraban, a veces no, pero, llámalo manía, llámalo costumbre, siempre los tiraba igual. Pero ahora el culo de Pedro está pegado a…

Copia Barata

Antes siquiera de salir de la caja, supo que algo andaba mal. Lo primero que vio al rasgarse el papel fue la cara de Sergio y lo que reflejaba no era precisamente felicidad ni ilusión.  Mientras esperaba su turno en la mesa, trató de darse ánimos. Ya sabes, los niños están nerviosos en su cumpleaños,…

Rubio Ceniza

La letanía de los villancicos impregna el aire hasta hacerlo insoportable. Ahora que ha llegado la navidad, constituyen la banda sonora del rito consumista de los viernes por la tarde, oficiado con precisión prusiana por las hordas de fieles que atestan el templo. Los carros tiran de sus dueños, uncidos a la barra con la…

Placer

Yo daba placer. En incontables ocasiones ofrecí mi cuerpo con generosidad y- lo digo sin rubor- muchos fueron los que recorrieron con deleite hasta el último recoveco de mi ser, sin importar sexo, edad o aspecto. Yo daba placer. Podéis reíros al verme ahora viejo y quebradizo pero puedo juraros que recuerdo cada mano que…

Crepúsculo en el Arcén

Tani miraba el horizonte. Siempre le había gustado hacerlo; o, mejor dicho le había gustado hasta hace 2 años, cuando tenía dieciséis y el crepúsculo había sido una suave danza entre el sol y el atlántico, que se prolongaba con pereza y desinhibición, como si el disco amarillo fuese a quedarse ahí colgado para siempre.…

El Último Caso

“Encendí el último lucky mientras echaba un buen vistazo a mi nueva cliente. La luz de neón del cartel del bar de abajo jugaba con los intersicios de las persianas venecianas y con la penumbra del atardecer, decorando mi polvorienta oficina en un imposible y violento magenta. A ella no parecía importarle. De hecho, el…

La Camiseta de Hakim

El autobús vibra y traquetea y Yasser suda encorvado en la última fila de asientos. No es miedo ni nerviosismo; sólo se trata del calor producido por la aglomeración de los cuerpos dentro del transporte urbano. Él está tranquilo porque ya ha decidido, y el único motivo de su sudor es el maldito calor. Mientras…

Cambio

“Cámbiame”, dice mientras restriega un arrugado billete de veinte sobre la barra. La cajera del súper de enfrente levanta la vista de su cortado para apartarla al instante. Ella y el currito de la obra de la esquina que hojea sin demasiado interés el marca son los únicos clientes del bar a esta hora. Además…

El Claro

Empieza como un vómito, una arcada eléctrica que recorre el cuerpo desde la primera uña hasta el último eslabón de su espina dorsal. Es ese momento en el que el día y la noche se disputan el firmamento, es ese sitio en el que el bosque deja de serlo ante la cercanía de la ciudad,…

Escombros

Angustias despierta en la penumbra. Es ese momento de desconcierto en el que el mundo es un borrón sin formas reconocibles: ese instante en el que no sabes dónde estás, qué hora es ni qué tienes hacer a continuación. La casilla de salida. Los ojos de Angustias se acostumbran a la escasez de luz y…


Quiero más relatos

Esto se llama “El Escriba Inconstante”, así que no sé si habrá más relatos. Ahora bien, si te suscribes, te enterarás antes que nadie: